sábado, 21 de enero de 2017

El universo de la estupidez


Hace poco y diría que casi por accidente, me topé con el video de un japonés. Tal parece que se trata de un humorista, quién personifica a un cantante ficticio de nombre: "Piko Taro". El video en cuestión versa sobre un sencillo de Piko Taro, que se titula:  Pen pineapple apple pen.


Escudriñando un poco gracias a los buenos auspicios del tio Google, encontré algunos datos relevantes sobre dicho video. En primer lugar descubrí que quien lo hizo famoso, fue el propio Justin Bieber. A partir de ahí me hice una composición de imagen, logrando entender y vislumbrar el camino de la estupidez.

En segundo lugar me encontré con la friolera de que, más de 450 millones de personas han reproducido la canción. Y no sólo eso, sino que también la misma ha entrado en el Billboard hot 100. Es la primera vez que un japonés logra mechar una composición en la lista Billboard, y lo más curioso es que esta es muy breve.... ¡lo cual es digno de agradecer!

Como bien dice Adrián Foncillas en nota que le pertenece, el éxito de esta canción se explica por la sublimación de la idiotez. Un japonés afeminado canta "tengo una lapicera... tengo una manzana... lapicera manzana"; un sobrevalorado ídolo de las adolescentes cuelga el video en Twitter, y voilá!!! ¡ÉXITO ASEGURADO!

No es de extrañar que en esta época, dónde todo es ligero y descartable; dónde jugamos cada día aquel juego que mentaba Les luthiers (el que piensa... pierde), que una aberración musical como esta se haya convertido en fenómeno de masas; y hasta se baile en los boliches de moda.

En Youtube hay miles de videos ridiculos hasta la exasperación. Tal y cómo el bueno de Umberto Eco clamaba en alguno de sus artículos, antes uno deseaba ser famoso siendo el mejor. El mejor deportista, el mejor actor, etc. Hoy solo importa ser famoso, y no importa el cómo. Todo sirve para que hablen de uno. Lo trascendente es estar en boca de la gente, que te reconozcan, aunque nomás sea por cantar tengo una lapicera... tengo una manzana... lapicera... manzana... 

No hay comentarios: