jueves, 14 de noviembre de 2013

Un abrazo enorme a dos caballeros inmensos



Hace pocos días nos enteramos del fallecimiento del querido Nino Tenuta. Un actor espectacular, además de un ser humano excepcional con un corazón de oro. Intelectual de izquierda, amigo, actor de primerísimo nivel que se ganó su lugar en la competitiva Argentina. Aquí recordado en una genial escena de una de mis películas favoritas (Esperando la carroza, basada en la obra teatral del mágico Jacobo Langsner ) junto al gran Luis Brandoni.


El mismo martes 5 de noviembre de 2013, otro grande de la actuación nos dejaba en silencio. Juan Carlos Calabró es mi infancia, y es uno de los recuerdos más queridos de cuando solía mirar televisión. Fue junto a Minguito (Juan Carlos AltaVista), Alberto Olmedo y algunos pocos más, el gestor de mis sonrisas de ayer.

Curiosamente Nino y Calabró se llevaban diez años. Nino se nos fue con 89 y Calabró con 79. Los restos de ambos descansan en el cementerio de La Chacarita, aunque si debo decir la verdad, hombres como ellos no se entierran... se siembran!!!