lunes, 7 de marzo de 2011

El hombre que ya estaba allí




Aquella noche murió. Ni ángeles, ni coros celestiales. Apenas un par de rutinarias
formas de ingreso. Después, compareció Dios. ¿Y bien? preguntaron al recién venido.
Quiero entrar al paraíso, supo contestar. Dios le miró, perplejos los ojos. Dubitativo, se
rascaba la barba. ¿El paraíso? Pues… ¡resulta que vienes de ahí!

Este micro fue elegido quinto finalista en el certamen de la Librería mediática.

2 comentarios:

Marcia Cassandra dijo...

Excelente micro, excelente de verdad. Parece mentira lo que se puede contar en pocas palabras!!!

Erika Alexandra dijo...

Me gusta como escribes, me gusta mucho. Hay algo de poesía en tus palabras, en ls adjetivos, las palabras que eliges para expresarte. Es increible lo que se puede hacer en pocas palabras, cuando se tiene un don, un talento. Soy fana tuya, pero eso ya te había quedado claro no???? Cariños grandes dese Mexico!!!